Esquema Nacional de Seguridad Industrial

El Esquema Nacional de Seguridad Industrial (ENSI) es un instrumento con vocación global para la mejora de la seguridad de las empresas del sector industrial, especialmente particularizado a Operadores Críticos, para mejorar sus capacidades, minimizar los riesgos a los que se ven sometidos los servicios esenciales, y establecer metodologías y medidas para su mitigación, siendo aplicable en sistemas de control industrial de cualquier organización.

El ENSI, actualmente, se concreta en cuatro elementos esenciales, la Política General, la Metodología de Análisis de riesgo Ligero de Seguridad Integral (ARLI-SI), los Indicadores para la Mejora de la Ciberresiliencia (IMC)el Modelo de Construcción de Capacidades en Ciberseguridad de la Cadena de Valor (C4V).

Guías del Esquema Nacional de Seguridad Industrial:

 

ENSI_POL: Política General

La Política General del Esquema Nacional de Seguridad Industrial establece los aspectos básicos del ENSI, su motivación, sus objetivos, y los elementos que los componen.

ENSI_ARLI-SI: Análisis de Riesgos Ligero de Seguridad Integral

La metodología de Análisis de Riesgos Ligero de Seguridad Integral pretende proporcionar un modelo sencillo y práctico de análisis de riesgos de seguridad integral en sistemas de control industrial.

ENSI_IMC: Indicadores de Ciberresiliencia

Los Indicadores para la Mejora de la Ciberresiliencia (IMC) son un instrumento de diagnóstico y medición de la capacidad de las organizaciones para soportar y sobreponerse a desastres y perturbaciones procedentes del ámbito digital.

ENSI_C4V: Construcción de Capacidades de la Cadena de Valor

El modelo C4V consiste en la mejora de la ciberseguridad de la cadena de valor mediante el análisis de una serie de controles tanto a la organización promotora como a los proveedores de la misma.